Masajes


 

Masaje facial

Los masajes faciales son fantásticos para evitar las tensiones que se van reflejando a lo largo de la vida, y generalmente de forma negativa, en nuestra expresión facial. Los masajes faciales ofrecen mejoras que se aprecian a simple vista.
El contorno de ojos es la zona más agradecida porque la tonicidad de los músculos orbiculares elimina las bolsas y las ojeras, se atenúa el pliegue que va desde la nariz a la comisura de los labios y el óvalo gana firmeza. Tiene acción sedante sobre los problemas nerviosos, renueva la capa emulsionada, activa la circulación e intensifica los intercambios metabólicos en la piel.

 

Masaje ayurveda

Este masaje con aceite actúa a varios niveles para minimizar el proceso de envejecimiento. Al usar aceite sobre la piel estamos lubricando, hidratando, protegiendo y ayudando a desintoxicar y rejuvenecer la piel y el sistema nervioso y aliviando el sistema glandular. El aceite y los movimientos ayudan a que eliminemos toxinas, nos relajemos y estimulemos nuestro sistema linfático. Este masaje (como todos los masajes) relaja y nos ayuda a combatir el estrés de nuestras vidas. Nos ayuda por lo tanto en nuestro equilibrio que es el fundamento de la belleza interior y exterior.

 

 
 

Masaje linfático manual (Vodder)

La función del masaje linfático es estimular el sistema linfático. El sistema linfático es el sistema de eliminación de toxinas y drenaje del cuerpo. Este masaje es muy suave y está diseñado para mejorar el flujo de toxinas en el sistema linfático de manera que podamos eliminarlas más facilmente.

 

 

Masaje antiestrés

Ansiedad, estrés, insomnio, nuestra piel refleja el momento que vivimos y ante estas situaciones aparece desequilibrada y cansada. Una piel desequilibrada presenta deshidratación, picor, enrojecimiento, aspereza, sensibilidad o descamación. Hemos diseñado tratamientos calmantes específicos para reponer el equilibrio cutáneo de manera que la piel vuelva a lucir fresca y sana. Con este masaje se corrigen los síntomas del estrés y cualquier molestia de la piel proporcionando una agradable sensación de relax y bienestar.

 

 

Shiatsu

Es una técnica japonesa basada en la acupuntura o acupresión pero no usa agujas. El shiatsu beneficia el cuerpo y la mente ayudando a relajar los músculos y, de acuerdo con la filosofía que hay detrás de esta técnica, también ayuda a abrir los canales de energía que el cuerpo tiene.
El shiatsu ayuda a relajar los músculos, a mejorar el reumatismo, la artritis, los problemas digestivos, migrañas, el asma y el insomnio.

 

 

Masaje holístico

El masaje holístico es la unión de cuatro métodos que apuntan al equilibrio del ser humano. Estos métodos son: el shiatsu, el masaje tántrico, la reflexología y el masaje sensitivo. Esta efectiva terapia posibilita tratar cualquier tipo de problema ya que se centra directamente en la energía. Mediante el masaje holístico se puede reactivar el fluido energético proporcionando equilibrio, armonia, salud y bienestar integral.