Tratamientos corporales



Tratamiento reductor

Estos equipos tienen la finalidad de redefinir la silueta, consiguen recuperar la cintura y devolverle al cuerpo la forma perdida. Combinando técnicas reductoras, anticelulíticas y reafirmantes según las necesidades del cliente y basándonos en un preciso diagnóstico inicial, se consiguen los resultados buscados. Es infrecuente encontrar problemas de celulitis aislados o casos en los que sólo haya flacided, la mayoría de los casos que estudiamos precisan un tratamiento integral que solucione problemas de retención de líquidos, flacided cutánea y muscular, celulitis, depósitos de grasa. Todo eso lo logramos con nuestro tratamiento reductor.

 

Reafirmación de cuerpo y pecho

Con el paso de los años, debido al sedimentarismo, a la alimentación incorrecta, o a factores hereditarios se va perdiendo tono en los músculos y elasticidad en la piel. Las zonas del cuerpo que más se resienten son la parte interna de los muslos, los glúteos, los brazos, los senos y el abdomen. En los últimos tiempos se ha dado un gran paso en la lucha contra la flacided muscular y cutánea; ya existen equipos capaces de combatir con eficacia este eterno problema estético y de hacerlo en varias zonas del cuerpo en una misma sesión. La gimnasia pasiva ha quedado obsoleta y hoy equipos como Galileo, Futura Pro o la radiofrecuencia corporal han supuesto una revolución para reafirmar la piel y los músculos del cuerpo.

 

Peeling corporal

Un peeling es una solución química que aplicada sobre la piel elimina las células cutáneas superficiales que ya han muerto y estimula la producción de células nuevas, con lo cual conseguimos un rejuvenecimiento de la piel.

 

Hidratación corporal

Eliminan impurezas y células muertas y preparan la piel para posteriores tratamientos. Proporcionan una piel de seda en una sola sesión. Especialmente indicados antes de utilizar autobronceadores. Estos tratamientos son ideales si se tiene previsto tomar el sol. Hidratan la piel de forma que esta se vuelve más resistente y se recupera mejor después del bronceado. No sólo para cuidar la piel del rostro sino también la del cuerpo, manteniéndola suave, hidratada y tersa.

 

Baños de barro y algas

El barro aumenta la capacidad térmica del agua y hace más lenta la transmisión del calor por lo que su aplicación produce un efecto energético sobre el organismo, permitiendo estimular tejidos profundos. Es así como resulta muy útil para mejorar la capacidad de intercambio de la piel, exfolia y renueva, estimula la circulación, relaja el tejido muscular llevándolo al tono adecuado después del baño y elimina la congestión de las articulaciones.Las algas tienen un efecto nutritivo y fuertemente desintoxicante sobre la piel. Se utilizan mucho en combinación con el masaje de drenaje linfático para eliminar la celulitis y modelar el cuerpo. El alto contenido de yodo las hace un excelente reductor.